• Elsbeth Lenz Gutiérrez

Éramos muchos...




Con la pandemia la actividad económica en Xalapa, ya de por si muy golpeada, ha resultado lesionada de muerte, muchos comercios se vieron en la necesidad de cerrar sus puertas definitivamente, pocos son los que han aguantado cerrados pagando salarios; ayer las revueltas que hubo en el centro de la ciudad, serán otro duro golpe, ¡Otro más!, al bolsillo de los empresarios xalapeños, no sé si será la gota que derrame el vaso, pero si sé que dejará una huella en la percepción de los empresarios; será enorme la carga económica que dejará el desempleo, ojalá y los apoyos sociales de la 4T alcancen para todos, de lo contrario la delincuencia se elevará.


La manifestación de ayer, inició con el legítimo reclamo de la familia del joven Carlos Andrés Navarro, quien murió en el cuartel de San José, luego de haber sido detenido por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública; cuentan los que estuvieron presentes, que la familia cuando llegaron las hordas de anarcos desapareció, ya que no quisieron verse inmiscuidos, de lo ocurrido después, no haré apología, las imágenes terribles de jóvenes vestidos de negro con capuchas destrozando todo a su paso inundaron las redes sociales, la ausencia de autoridades fue notoria, los dejaron hacer y deshacer, aquello fue políticamente correcto, pero muy duro para el resto de la ciudadanía, nos sentimos desvalidos.


El gobernador Cuitláhuac García Jiménez leyó un comunicado de los hechos, vía redes sociales, desmarcándose de los vándalos, declarando que el Gobierno Estatal no procederá legalmente en contra de los encapuchados, pero eso sí, prometiendo justicia por parte de la Fiscalía General del Estado, para los empresarios que denuncien, justicia a secas; de los daños rásquense como hasta ahora lo han hecho, como puedan no hay más.


García Jimenez dijo además, que el vandalismo ocurrido ayer fue una provocación, eso es verdad recordemos por ejemplo que los estallidos sociales en Latinoamérica, se han tornado cada vez mas agresivos, en estos últimos años; las protestas en Chile, son un ejemplo de ello, las imágenes de las manifestaciones y disturbios en Santiago, fueron peccata minuta en comparación de los que se gestaron en todas las regiones de Chile, ciudades como Valparaíso, La Serena y Punta Arenas incendiadas en su totalidad; la causa fue el alza en la tarifa del sistema de transporte público, pero eso fue solo el inicio de una serie de hartazgos sociales, que desembocaron en tremendo desmán nacional.

Las provocaciones de ayer, como las llama el gobernador García Jiménez, traen demasiados cuestionamientos, ¿Quién o quienes?, fueron capaces de haber organizado una manifestación con tal lujo de violencia, ¿los priistas?, esos pobres que a duras penas con las prerrogativas les alcanza para pagar la luz de su edificio de Ruiz Cortines; o ¿Fueron los Panistas?, esos que andan de la greña y en la lucha por el poder, podría haber sido quizá Miguel Ángel Yunes Linares con esa maldad tan propia, pero ¿Y los recursos?, ¿De su bolsillo?, o fue ¿Dante Delgado?, ese que envió una carta incendiara hace pocos días, pero la verdad que no es su estilo, ¿Quién fue?.


También se podría pensar que las pugnas por el poder, al interior del Palacio de Gobierno, podrían haber “patrocinado” la revuelta, eso suena muy descabellado, pero cualquiera pudo ser, la política es tan recochina, que en la lucha por el poder no miden consecuencias.


Existe la posibilidad de que fuera una manifestación legítima, expresando el enojo de tantos investigadores del Conacyt, del Inecol, artistas del FONCA y tantos otros académicos que han visto sus presupuestos desaparecer y junto con esa esperanza del cambio, ese cambio, que ellos tanto promovieron; o también podría ser la manifestación de un descontento real, por los excesos policiacos, podría ser cualquier cosa, no lo sabemos.


Pero lo que si sabemos, es que los empresarios del centro de la ciudad y los xalapeños en general, nos sentimos solos ante el abuso, nos hizo falta un bolillo para el susto y solos nos lo tuvimos que comer, esa distancia tan abismal entre el gobierno estatal y el pueblo, no es sana y no se acorta a través de redes sociales.

Cosas de la vida y menudencias


Con la buena noticia de que el plantel 252 del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica o sea el CONALEP de Orizaba, obtuvo el quinto lugar en el “Desafío F1 in Schools” y además obtuvo el Premio a la Tenacidad y Resistencia de entre los 48 equipos de la Región Centro-Sur que participaron de manera virtual, desarrollado desde la ciudad de Puebla.


Con esto el CONALEP clasificó a la fase nacional de dicha competición, en la que 390 estudiantes de 15 estados del país, demostrarán su destreza en el diseño, análisis, fabricación y pruebas de un auto en miniatura impulsado por un tanque de dióxido de carbono (CO2) sobre una pista de 20 metros de longitud.


Ahí la lleva el maestro Zenyazen.


Mañana será otro día queridos míos, nos leemos mañana.

Comenten politicaerosa@outlook.com infórmense www.lapoliticaenrosa.com síganme a través de is redes sociales @Elsbeth_Lenz