• Elsbeth Lenz Gutierrez

Acela Servín, como se ven me vi


Acela Sevín nació el 6 de febrero de 1932 en Coatepec, donde hizo sus estudios básicos para trasladarse posteriormente a Xalapa a continuar con sus estudios profesionales en la Escuela Normal Enrique C Rébsamen, de donde se graduó como profesora de Educación Primaria y Párvulos, o sea allá por los años de María Canicas; posterior a ello la maestra Acela se integra a la vida laboral en 1952 como profesora de emblemáticas escuelas xalapeñas, como la Graciano Valenzuela y la Carlos A. Carrillo, años después en el año de 1958 se integra como catedrática en su Alma Mater la Escuela Normal Enrique C Rébsamen.

La maestra Acela inicia en 1961 una carrera sindical que no ha parado hasta hoy, en 1961 se convierte en Presidenta de la Comisión Coordinadora del Movimiento Depurador de la Sección 46 del S.N.T.E y en 1962 funda el Sindicato Estatal de Trabajadores al Servicio de la Educación o sea lo que hoy conocemos como SETSE, en donde escala posiciones de abajo para arriba, en 1962 doña Acela se convierte en diputada federal por su natal Coatepec, y en 1994 participa como suplente del Senador Gustavo Carvajal sustituyéndolo en 1998, año que ocupó la silla de Carvajal en el senado de la república.

Jamás he visto a la maestra Aceña Servín ni siquiera de lejos y nunca he hablado con ella, sin embargo la recuerdo de toda la vida, recuerdo perfectamente a principios de los años ochentas una huelga que hubo donde salió ella con todo el gremio con banderas rojinegras, gritando por las calles de Xalapa ¡El SETSE unido jamás será vencido!, me llamó la atención que en aquellos años una mujer comandara aquel contingente.

Hoy me llama poderosamente la atención en primera que le permitieran en la Xalapa de los setentas formar parte de la fundación de un sindicato; mucho más me llama la atención que siendo soltera, ya que nunca se casó, jamás le achaquen de haber sido Barbie o Reini, siendo Xalapa tan machista; tampoco tiene en su vida historias extrañas, la mujer simplemente como haya sido se mantuvo y logró lo que muchos hombres han logrado y a muy pocas mujeres se les ha permitido; doña Acela Servín tiene 85 años y aun la siguen tomando en cuenta y la gente de su sindicato no habla de ella como “La ruquita” o “La viejecita”, los he escuchado con cierto respeto y algunos hasta admiración.

Hoy leo a varios columnistas y líderes de opinión referirse a ella de modo muy despectivo, hablan de corrupción, impunidad y se santiguan con un susto, como si la mismísima Acela las hubiera inventado, ya olvidaron a don Callejas o a la mismísima Elba E Gordillo; solo les falta pedir carcel para la señora; me parece que después de los 80 acceden al arresto domiciliario, de lo contrario ya estarían muchos en la Fiscalía General del Estado.

Es verdad la señora trae la historia de pertenecer al Consejo del Instituto de Pensiones del Estado, sin embargo no los veo masacrando a Papo Levet o a los otros consejeros que según tengo entendido son varios y todos ellos son hombres; también es cierto el pasado sábado estuvo el Gobernador Yunes Linares y su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez en un evento organizado por su gremio y hubo un supuesto destape; la verdad es que Yunes Márquez tiene destapado para la gubernatura veracruzana prácticamente desde que nació.

En fin que la verdad en vez de gastar tanta tinta en contra de la señora, deberían ser piadosos y elevar sus plegarias por ella, en una de esas la salvan de ese infierno que tanto claman para ella y de paso salvan sus almas de acompañarla, porque como dicen las abuelas, “Como te ves me vi y como me ves te verás”.

Cosas de la vida y menudencias

Por los Clavos de la Santa Cruz, ayer hubo una rueda de prensa a las 14:30 donde salieron a declarar algunos secretarios entre ellos el Secretario de Gobierno, Rogelio Franco Castán; Julen Rementería de la SIOP; Mariana Aguilar, Secretaria de Protección Civil a quien por fin la conocí; Leopoldo Domínguez, Secretario de Turismo y el Chapo de Tantoyuca; es muy sano para la ciudadanía que sepamos que el Gobernador no está solo y por lo menos de nombramiento, hay secretarios de despacho.

Ese señor Sosa Mirós de plano visitar algún buen siquiatra, un sacerdote, de preferencia el padre José Manuel Suazo que es tan tolerante, y ya si no ve la suya de plano con algún buen brujo a Catemaco, y es que luego del estrellón que se dio en la academia del Lencero, ayer en su negocio particular también tuvo problemas, los trabajadores de la fabrica de chocolates que de toda la vida fue de su familia política, salieron a las calles a ventanearlo ¡Pobre hombre!.

En fin queridos míos así hemos vuelto a la actividad nos leemos mañana.

politicaenrosa@outlook.com www.lapoliticaenrosa.com @Elsbeth_LG

#SETSE #MiguelÁngelYunes #MiguelYunes #SosaMirós