• Elsbeth Lenz Gutiérrez

La increíble y triste historia de las investigadoras de la UV y el Winckler desalmado


Excesos por parte de todos los involucrados en el caso del jueves pasado, en donde a mitad de una ponencia, presentación de resultados o no se que cosa fue, llegó un grupo de policías ministeriales a un recinto de la Universidad Veracruzana a entregarle un citatorio a la doctora Rosío Córdova.

Es verdad que fue un exceso por parte de la Fiscalía General del Estado, pero como dijo la Tucita... “Si ya me conocen pa’ que me dejan sola” y sobre aviso no hay engaño, más siendo tan sensible sobretodo en estos momentos todo lo referente a desaparición forzada de personas; el Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortíz no es político, como tampoco lo es la doctora Rosío Córdova, quien aún siendo pareja sentimental del alcalde Hipólito Rodríguez Herrero, no pensó en lo políticamente incorrecto, que podría ser, presentar los resultados de una encuesta, sin ser absolutamente específica en sus declaraciones; ya que nunca aclaró que los datos no podrían ser corroborados; es probable que sean verídicos, pero de acuerdo al método utilizado por ella y su equipo en su investigación, los resultados pueden ser refutables, pero no reproducidos, ya que todo se hizo de modo anónimo, y no hay modo de saber el grado de confiabilidad de dicho trabajo.

Sarita Ladrón de Guevara mal al no respaldar a una parte de la comunidad universitaria y pensar primero en ella, ya que un enfrentamiento con el Gobierno Estatal en estos momentos, quien sabe que tan bien librada saldría la mujer del pelo a la cintura; pero peor repartiendo premios para proyectos por la paz, fundamentados en encuestas con un grado tan bajo de exactitud, la medición de las investigadoras es inexacta y si es exagerada mal, pero si se queda corto peor, quien sabe cuales sean las medidas o acciones en consecuencia de tal encuesta, porque para encuestas existen muchas instancias ya.

En todo caso está muy dramático que se repartan premios entre la comunidad universitaria que no cumplan con regla alguna de un método científico, como si el presupuesto de la Universidad Veracruzana estuviera pasado por una época de vacas gordas.

En fin que se politizó un tema que debería merecer todo el respeto de nuestras autoridades tanto de las estatales, como universitarias, ¡Puag!

Cosas de la vida y menudencias

Este jueves 1º de marzo en el Congreso Estatal en punto de las cinco de la tarde, será presentado el libro el Naufragio Electoral, una radiografía de las elecciones 2016 y 2017, escrito por 18 periodistas veracruzanos, entre los que figuran entrañables personajes como la queridísima maestra y gurú Silvia Sigüenza, que es una ídola de ídolas; Alberto Morales The Cat, fotógrafo y caricaturista de años, muy querido entre la flota; mi hijo adoptivo Pablo Jair Ortega Díaz quien nos deleita con una crónica de los últimos días del Mano Larga en funciones, el periodista Atticus Licona y muchos otros más.

El libro tuvo la mano diligente del maestro Rafael Antúnez y colabora también la maestra Lupita Mar, Yolanda Tenorio y Miguel Rueda Ruíz, dense su vueltecita este jueves por el congreso , se pondrá de gran sabor.

Cuentan por ahí que a la querida Maru Pinete se le anda cayendo la candidatura al senado, ya que el Partido Nueva Alianza para ir con el Revolucionario Institucional, habría pedido esa posición para un militante de su partido, favor que le harán a la rubia otoñal, ya que ni una lona le habían dado para la campaña, obvio que de recursos ni hablar.

Con la inclusión de Omar Miranda y Enrique Cambranis en la lista plurinominal del Partido Acción Nacional, se antoja probable el relevo del bailador, bendito Jesús, 4 años más de ocurrencias ¡Terror! A ver como paga Sergio Melo el director de prensa su coche caríchimo que se acaba de compra, ojalá haya sido pagado al contado.

En fin queridos míos arrancamos semana, nos leemos mañana.

politicaenrosa@outlook.com @Elsbeth_Lenz www.lapoliticaenrosa.com

#JorgeWinckler #RosíoCórdova #UniversidadVeracruzana #Xalapa