• Elsbeth Lenz Gutiérrez

No es personal


Conozco a Luis Eduardo Ros de hace muchos años, lo conocí en Houston en un evento de turismo que organizó Lupina MacMains, ocurrió cuando el era un Very Important Person en el Consejo de Promoción Turística de México; de oídas sabía de él, por un entrañable amigo en común, Mariano López, director de la revista española Viajar de Grupo Zeta; por supuesto que conozco a Lola su esposa, una señora divina con unos ojos hermosos y a su hijo Luis Eduardo, un chico emprendedor que conocí por otra amiga en común; se de la trayectoria impresionante en el ramo turístico de Luis Eduardo, y claro que me parece un lujo que lo tengan en el ayuntamiento xalapeño, se que una vez que lo dejen trabajar dará resultados satisfactorios.

Por supuesto que considero injustos, los calificativos que han dado algunos empresarios a Ros Martínez, también las declaraciones de la señora Idheana Ortíz, que funge de encargada de las agencias de viaje; sus declaraciones me parecen poco objetivas y faltas de criterio, ya que no considera las condiciones que tiene Luis Eduardo para trabajar, tampoco parece saber que el producto turístico que él vende, en estos momentos y por una serie de factores ajenos a él, no es competitivo en muchas formas.

Considero prudente señalar que se debe tomar en cuenta, que la contratación de un director de promoción turística en un ayuntamiento como el de Xalapa, no dará resultados inmediatos nunca, ya que no solo es la promover, son una serie de acciones en conjunto, que deben llevarse a cabo, para llegar a feliz término; sin embargo y pese a todo esto, considero que ni la señora Ortíz, ni los empresarios detractores de Ros Martínez, emiten juicios a priori, sus intereses son puramente empresariales y está claro que a ellos, los resultados de la contratación de Ros Martínez les apremian, porque estos significan la supervivencia de sus negocios.

Ahora bien, conocí en casa del empresario Omar Alemán, en un desayuno al alcalde Hipólito Rodríguez Herrero, sabía de él por mi madre y conocía ya a Rosío Córdova su pareja de igual modo; Rodríguez Herrero me pareció un señor muy agradable, preparado y con muy buenas intenciones, por supuesto que las críticas que he hecho no son personales, mis opiniones atañen directamente, al modo tan difuso que ha tenido hasta ahora su comunicación al exterior; para muchos xalapeños, el decir que en Xalapa no encontró los perfiles profesionales adecuados para trabajar en su ayuntamiento, fue equiparable a una invitación a comer a mi casa y que al llegar Rodríguez Herrero hubiera llevado su comida, debido a que en la mía solo se sirven lavazas inmundas, para su fino paladar; me apena mucho, pero una xalapeña ilustre así me lo planteó.

El modo en el que el ayuntamiento ha comunicado el caso de revisión de la estructura de Plaza Ánimas, no han dado certeza a los usuarios; los consumidores están de acuerdo en la revisión del edificio por supuesto, pero no quedó claro, por lo menos el fin de semana pasado, si era o no seguro asistir al centro comercial; lo lamento pero esto ni me lo inventé, ni lo digo yo, lo dicen las ventas de los negocios y con la pena pero los empresarios ¿Que?, a ellos no les afecta, pero ¿Y los cerillos? ¿Y los meseros? ¿Y los vendedores? ¿No que primero los pobres?.

Ayer como si todo esto no fuera suficiente, pasó la grúa por la zona y se llevó todos los coches mal estacionados, que si bien es cierto, esos ciudadanos hicieron muy mal en aparcar ahí, ya que podrían haber provocado un accidente, también es cierto que hubiera estado genial que el ayuntamiento se coordinara con Tránsito del Estado y solicitara personal vial; esto debieron hacerlo, aunque no sean del mismo partido, aunque estén enojados, digo piensen en la ciudadanía ¿No sean feos? La ciudadanía los eligió, sean agradecidos, facilítenles la vida un poquito ¡Caray!.

Veo que no solo yo tengo esto en la mente, justo el martes también el maestro Arturo Reyes Isidoro, publicó una columna con el mismo sentir que la mía, también hay notas por aquí y por allá de las calles con baches; para colmo me comuniqué con una persona de Comunicación Social del ayuntamiento, y a modo muy informal le pregunté por los datos de un funcionario municipal para una entrevista, ella muy amable me dijo que había que seguir un procedimiento a través de un señor Alfonso Manzano y el debía agendarla, le pregunte otra vez ¿mediante un mail u oficio? me contestó que no, debía llamar o ir a la oficina del ayuntamiento, entrevistarme con el señor que agenda entrevistas y ya de ahí te daban fecha.

!Virgen del Perpetuo Socorro!, pensé, ya me veo yendo al ayuntamiento a hacer antesala, para ver al señor que agenda la entrevista, luego hacer antesala para entrevistar al funcionario, que por cierto era menor, para entrevistar al alcalde me imagino yo, que hay que llevar la prueba de rodizonato, el cultivo de esputo y un comprobante del pago de indulgencias impuestas por el Cardenal Obeso.

Me interesa que a Hipólito Rodríguez, a Consuelo Ocampo (guardo gratísimos recuerdos de su hermano Antonio), a Ivonne Cisneros y a todo el ayuntamiento xalapeño le vaya bien, porque aquí vivo y tengo derecho a aspirar a tener calidad de vida; por tanto creo que lo mejor es que empiecen a comunicarse con madurez, si su curva de aprendizaje aún no acaba, pues siempre será mejor la verdad, si no están seguros de algo, siempre será mejor decir la verdad, finalmente aún con doctorado en oficio gubernamental errar es humano.

Deseando que el ayuntamiento mejore los dejo queridos míos, ojalá entendieran que nada de esto es personal, es únicamente el reclamo social a un organismo, negar que ocurre es caer en la soberbia y esta es la máscara de la ignorancia; muchos de los miembros del ayuntamiento cuentan con abultados currículos hagan honor a ellos.

politicaenrosa@outlook.com www.lapoliticaenrosa.com @Elsbeth_Lenz

#HipolitoRodríguez #IvonneCisneros #RosíoCórdova #AyuntamientoXalapa