• Elsbeth Lenz Gutierrez

Catalina Castellanos


La política en rosa

Catalina Castellanos Fuentes fue mi bisabuela, ella nació en Tres Zapotes, un pequeño pueblo de casas de palma, muy cerquita de Santiago Tuxtla y de Lerdo de Tejada; de Tres Zapotes a Lerdo o a Santiago se llegaba por unos caminos de terracería, que según mi recuerdo eran una desgracia, supongo estarán igual de feos; la gente en aquella época viajaba por esos caminos a atenderse a la clínica del IMSS de Lerdo, o al registro civil, hoy en día lo siguen haciendo igual; también iban a Lerdo de Tejada a surtirse de abarrotes, telas y mercaderías varias; Catalina ahí vivía, en una casa en mitad del pueblo, donde la llegué a visitar con mi madre de camino a La Soledad, el rancho de Ramón, mi abuelo.

En Tres Zapotes me parece que Cata se debió enamorar de Ricardo Gutiérrez Crespo, mi bisabuelo, ahí llegaron Ramón, José, Yayo, Fabia y Rodrigo Gutiérrez Castellanos sus hijos; Cata era toda pasión y traía la música por dentro, compuso unas canciones de amor tan sentidas, que cuesta trabajo imaginar, que las haya creado inspirada en su marido Ricardo, quien por su parte era más seco que un pañuelo asoleado; Cata siempre cantaba acompañándose de su guitarra y una copita, le gustaba la fiesta y la bohemia, fue una mujer muy moderna para su época, cuenta mi madre.

En algún momento de la historia del pueblo, doña Catalina Castellanos, defendió la Cabeza Olmeca que hoy está en el Museo de Sitio; cuentan que don Agustín Acosta Lagunes, siendo Gobernador del Estado, quiso traer a Xalapa la Cabeza Colosal, para exhibirla en el Museo de Antropología, Cata alborotó a la indiada que con machetes y gritos defendió la Cabeza Olmeca con su vida; la de Tres Zapotes fue la primera Cabeza de estilo Olmeca, descubierta en 1862 por José Melgar, años después fueron encontradas dos Cabezas Colosales más en San Lorenzo, cerca de Coatzacoalcos, pero estas, son de menor tamaño.

Hace toda una vida que no voy a Tres Zapotes, hoy me entero que la diputada Yazmin Copete Zapot quiere convertir a Tres Zapotes en municipio libre y soberano; por supuesto que ya todo mundo la aterrorizó como si la mujer quisiera convertir al pueblo en su imperio; la realidad es que existe esa la petición legítima, desde hace más de 30 años, porque desde ese entonces cuenta con las comunidades y la población necesaria para ser un municipio soberano.

Según mi tío Alfredo Gutiérrez, en un texto que publicó en su Facebook, solo ha habido dos alcaldes nacidos en las comunidades que conforman Tres Zapotes, que se han preocupado por el pueblo, nadie más ha volteado; siempre pasan pidiendo el voto y luego jamás vuelven a El Espinal, El Moral, Palo Herrado, El Lote Cinco, los Jarochos, Espinalito, El Cerro de los Vázquez, El Salto de Agua de los Islava, Arroyo largo, San Marquitos, El Cubilete, San Marcos, Lomas de Alonso Lázaro, Ángel Carbajal, El Hato, Paso del Amate, El Predio de los Ixhuapan, Potrero y Medellín.

Dice Alfredo Gutierrez mi tío, que vive por aquellos rumbos, que convertir Tres Zapotes en municipio, no es el sueño de Yazmín Copete, es el sueño de los viejos pobladores como Antonio Rivera, Juan Mendoza, Catalina Castellanos Fuentes, Erineo Copete, Simón y Modesto Palma, Abundio Copete, Dámaso Chagala, Ambrocio Mayo, Mario Olaya, Ángel Hernández y que si sigue dando nombres, no cabrán en la columna.

Ojalá que el nuevo gobierno que encabezará Cuitláhuac García Jiménez, sepa la importancia de aquella tierra, valore que el interés no es político, y reconozca que el interés es cultural y de mejorara para la gente que ahí vive, si procede hacer de el un municipio libre y soberano que lo haga, si no por lo menos que le den la dignidad que han debido darle desde siempre.

Tres Zapotes no es solo la tierra de mi bisabuela Catalina, es también un importante sitio arqueológico, un asentamiento Olmeca que merece su reconocimiento como la gran metrópoli que fue en el pasado, ya es tiempo.

Yo pido a Dios que no termine

Nuestras horas de paz y de consuelo

Yo pido al señor que ilumine

El sendero de paz donde camine

Nuestras almas unidas hasta el cielo

Catalina Castellanos

Cosas de la vida y menudencias

Con el agua hasta el cuello por todo Veracruz, mi Tlacotalpan querido viendo el Papaloapan crecer, el agua no para y lo peor es que en el norte del estado están igual, un fin de periodo gubernamental pasado por agua.

Pero mas rudo que las inundaciones se va a poner a más tardar el 30 de noviembre, el congreso local, ya que es la fecha límite para que comparezca el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares; esto según la reforma del artículo 49 de la constitución política del Estado de Veracruz, así que de una vez deberían ir sacando el cuadrilátero, los guantes y la campana porque aquello será sin límite de tiempo.

Así las cosas queridos míos, aguas con el agua, nos leemos mañana.

politicaenrosa@outlook.com www.lapoliticaenrosa.com @Elsbeth_Lenz