• Elsbeth Lenz Gutiérrez

Doña Sofía Martínez en el ejercicio del poder


Aquellos que llegaron a pensar que a la Magistrada Presidenta del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, doña Sofía Martínez Huerta, luego de aquella escena lamentable que estelarizó la magistrada Yolanda Cecilia, el día del nombramiento de Martínez Huerta, le sería difícil o se podría a temblar, tal cual ocurrió luego de la senda sanjuaniza que le acomodó la Magistrada Castañeda Palmeros Palmeros; para hacerse obedecer y cumplir sus órdenes, se equivocaron, la Señora Presidenta tiene muy claro el gran poder que tiene entre las manos y lo ejercerá pésele a quien le pese; o por lo menos eso es lo que ella cree y para muestra un botón.

Les cuento queridos míos, que el pasado viernes la muy distinguida togada al frente del Poder Judicial, tuvo a bien solicitar a través de alguno de sus corifeos, la renuncia de la licenciada Mónica Gasperín Sánchez, quien desde hace ya algún tiempo, se desempeñaba como titular del área de Control y Estadística del Poder Judicial del Estado de Veracruz; aquí es necesario comentar lectores queridos, que las renuncias solicitadas al personal que laboraba anteriormente con don Edel Álvarez Peña, por parte de los miembros del staff de la Presidenta Sofía Martínez, llevan el sello distintivo de la personalidad que desarrolló la distinguida dama, hoy jefa suprema del Poder Judicial, en esa larguísima trayectoria que tuvo al frente de Cuarta Sala en Materia Civil; pues bien, con esos modos y en pleno ejercicio del máximo poder en materia judicial, doña Sofía dejó sin trabajo a la Licenciada Gasperín Sánchez.

La renuncia fue justificada por los corifeos en cuestión, no por falta de profesionalismo o por incompetencia de Gasperín Sánchez, muy por el contrario, la funcionaria se desempeñó de manera impecable, durante su estancia al frente del área de Control y Estadística; la renuncia le fue solicitada, debido al cambio de administración y a que “Estos son otros tiempos”, excusó la autoridad máxima del Poder Judicial.

Doña Mónica Gasperín Sánchez, independientemente de ser una brillante profesionista, está casada nada más y nada menos, que con José Luis Lima Franco, Secretario de Finanzas y Planeación del Estado de Veracruz, un funcionario que siendo realistas, es uno de los pocos miembros el gabinete cuitláhuista, que se han ganado el cariño y el respeto de los veracruzanos; no porque el hombre sea simpático, o carismático, sino porque ha sabido llevar a buen puerto, el derruido barco financiero que le dejaron, además se ha desempeñado con un profesionalismo, inusitado debido a su juventud; Lima Franco en estos momentos goza de la confianza y la admiración, no solo de los miembros del Gabinete Federal mas connotados, incluso del propio Presidente López Obrador, también de los empresarios y del pueblo veracruzano en general, sus bonos están altísimos.

Aquí doña Sofía Martínez Huerta, sabe muy bien que el puesto de Gasperín Sánchez, a ella no le significa nepotismo en modo alguno, debido a la autonomía que ella ejerce, sin embargo como ella misma lo dijo “Estos son otros tiempos”, y la corrió.

Lamentable que en los tiempos de doña Sofía Martínez Huerta, no sea prioritario el buen desempeño y profesionalismo de una mujer, que llegó al Poder Judicial por méritos propios y simple y llanamente la despidan debido a que “Estos son otros tiempos”.

Martínez Huerta, operación cicatriz

Para mañana ¡Señores!, empieza la operación cicatriz en el Tribunal Superior de Justicia, ya que con un bonito “Pleno a modo” que se llevará a cabo este martes a temprana hora, se pagarán favores y se comprarán lealtades; les cuento que por iniciativa del Magistrado Marco Antonio Lezama Moo, se pretende echar atrás el tope de edad, que en estos momentos son los 70 años, para con esto echarse a la bolsa a los Magistrados que andan zopiloteando ya la setentona; en un principio la modificación sería a 75 años, pero viendo que la Magistrada Presienta Martínez Huerta, es una mujer que no conoce ni sabe de límites, ya en los pasillos del edificio de Lázaro Cárdenas, esto se duda.

El primer beneficiado obviamente sería el Magistrado Marco Antonio Lezama Moo, quien está próximo a apagar las 70 velitas o en su defecto 7 cirios en su birthday cake; con esta modificación el podría muy fácilmente concluir el periodo para el cual fue nombrado, es decir 10 años de los cuales lleva poco menos de 5; esto también beneficiaría a algunos otros, ya que para el caso de los Magistrados vitalicios sería fabuloso, togados como los de los Magistrados Yolanda Cecilia Castañeda Palmeros, con quien por cierto hay por ahí un pasivo; Raúl Pimentel Murrieta, Gilberto Ignacio Bello Nájera, Pedro Luís Reyes Marín, Concepción Flores Saviaga, Vicente Morales Flores, Alejandro Gabriel Hernández Viveros, Roberto Armando Martínez Sánchez y Andrés Cruz Ibarra, brincarían de la felicidad con esta modificación, si bien ellos saben que no son eternos, 5 años más ejerciendo presupuesto y poder, son muy motivadores para personas de la tercera edad, que en muchos casos con la jubilación, se deprimen.

En fin queridos míos, muy judicial la Política en Rosa de hoy, pero es que la sororidad ante todo siempre y con el nombramiento de una mujer como doña Sofía Martínez Huerta, una columna como esta, debe estar atenta; arrancamos semana queridos míos, lindo lunes.

Pd. ¿Quién es el funcionario de primer nivel que trae altísima la autoestima y suele mandar su pack por WhatsApp?.

politicaenrosa@outlook.com www.lapoliticaenrosa.com @Elsbeth_Lenz

#SofíaMartínezHuerta #PoderJudicial #JoséLuisLimaFranco #MónicaGasperínSánchez #MarcoAntonioLezamaMoo #YolandaCeciliaCastañedaPalmeros